Os vamos a mostrar hoy un proyecto de decoración online que hicimos hace algún tiempo. Es un dormitorio para un niño de tan sólo 2 añitos. Después de dos años durmiendo en la habitación de los papás, éstos deciden que puede ser un buen momento para que empiece a dormir en su habitación y a tener su propio espacio.

Tenemos una premisa, el dormitorio tiene una pared pintada en color azul con unos vinilos de los planetas que sus papás quisieran conservar. Por lo demás podemos cambiar todo el espacio a nuestro gusto.

Dormitorio para un niño

 

Nos encontramos ante  un dormitorio para un niño muy oscuro: ventanas de aluminio azul marino, cortinas azules, pared azul, suelo oscuro y mobiliario de madera. Así pues, era muy importante darle luminosidad a la habitación para que resultara más agradable para el descanso y para el juego.

La distribución

Para empezar comenzamos con la distribución. Mobiliario asequible, por lo que nos fuimos a consultar al gran Ikea. Soy muy fan de Ikea para los dormitorios infantiles.

Los niños crecen muy deprisa, pero se merecen tener un espacio adaptado a su edad. Su dormitorio tiene que ser un espacio cómodo para él, no para sus papás. 😉 Ikea ofrece mobiliario asequible y muy modular por lo que es fácil de adaptar a cualquier espacio. De este modo, cuando el niño crezca podremos cambiar el mobiliario sin demasiado remordimiento.

Otro caso de un dormitorio infantil, pero en esta ocasión para una niña, lo vimos aqui. También fue decorado con la misma premisa. Mobiliario adaptado a la pequeña y asequible.Dormitorio para un niño

Elegimos el modelo Stuva de Ikea, que es muy modular y es fácil de adaptar a cualquier espacio. Como veis, en este espacio lo cuadramos, aunque es cierto, que un pequeño ajuste tuvimos que hacerle. 😉 Como las baldas a medida, o ajustar el mueble a la pared ya que el radiador nos obligaba a separarlo un poco.

La cama, la elegimos también de Ikea, una cama que se hace grande según el niño va creciendo, pero es bajita, para no impedir la autonomía del pequeño para que pueda subir y bajar solito de la cama.

 

 

Dormitorio para un niño inspirado en el espacio

 

Para ganar luz, pintamos la parte inferior de la pared azul de los planetas en color blanco. El mobiliario de Ikea lo elegimos en blanco a excepción de la cama, que la elegimos en un tono de madera natural.

El papel pintado que elegimos para el mueble y para forrar las puertas de los armarios, era de pequeños topitos en rojo, azul y amarillo que recordaba a las estrellas.

Para terminar le dimos unos consejos sobre los detalles de la decoración y dónde poder adquirirlos.

Algunos consejos

La pared enfrentada a la cama, tendría una especie de collage. Este collage contiene una serie de cuadros (para guardar dibujos), espejos, y cuadros de pizarra para poder pintar. De este modo, aprovechamos la pared como un espacio más de entretenimiento.

 

Colgando del techo en una esquina, buscamos unos cojines con forma de estrella, sol, y astronauta y los dejamos flotando.

 

¿Queréis contarnos qué os parece? ¿Tenéis dudas sobre algo en particular? ¿Os gusta este dormitorio para un niño de 2 años? Podéis preguntarnos sin ningún compromiso a través de nuestro formulario de contacto.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
Hola. Bienvenida a Estudio Lota.¿Cómo puedo ayudarte?